sábado, 31 de diciembre de 2016

Charles Bukowski

Vaya un trago por tus huesos
con los que este viejo perro
sueña todavía.

Poco sabe. Juan Gelman



Yo no sabía que

no tenerte podía ser dulce como

nombrarte para que vengas aunque

no vengas y no haya sino


tu ausencia tan

dura como el golpe que

me di en la cara pensando en vos.

Rostro de vos. Mario Benedetti


Tengo una soledad

tan concurrida

tan llena de nostalgias

y de rostros de vos

de adioses hace tiempo

y besos bienvenidos

de primeras de cambio

y de último vagón

tengo una soledad

tan concurrida

que puedo organizarla

como una procesión

por colores

tamaños

y promesas

por época

por tacto y por sabor

sin un temblor de más

me abrazo a tus ausencias

que asisten y me asisten

con mi rostro de vos

estoy lleno de sombras

de noches y deseos

de risas y de alguna

maldición

mis huéspedes concurren

concurren como sueños

Galeano

Como ves, soy jodido para querer. La mayor parte del tiempo, me basta con hacerlo. Sé que no es suficiente. 
Somos muchos los que andamos con el cariño estropeado, pero hay que tener valor para sacarlo de adentro con estropeaduras y todo. 
Me parece ahora que es algo que hay que aprender, como tantas cosas en la vida. Nos moriremos aprendiendo, si queremos vivir distraídos del morir.

IF . Kipling

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don't deal in lies,
Or, being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise;

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build 'em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: "Hold on";

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds' worth of distance run
Yours is the Earth and everything that's in it,
And—which is more—you'll be a Man my son!

viernes, 30 de diciembre de 2016

El libro de los abrazos. Eduardo Galeano: Las flores

El escritor brasileño Nelson Rodrigues estaba condenado a la soledad. Tenía cara de sapo y lengua de serpiente, y a su prestigio de feo y fama de venenoso sumaba la notoriedad de su contagiosa mala suerte: la gente de su alrededor moría por bala, miseria o desdicha fatal.
Un día, Nelson conoció a Eleonora. Ese día, el día del descubrimiento, cuando por primera vez vio a esa mujer, una violenta alegría lo atropelló y lo dejó bobo. Entonces quiso decir alguna de sus frases brillantes, pero se le aflojaron las piernas y se le enredó la lengua y no pudo más que tartamudear ruiditos.

La bombardeó con flores. Le enviaba flores a su apartamento, en lo más alto de un alto edificio de Río de Janeiro. Cada día le enviaba un gran ramo de flores, flores siempre diferentes, sin repetir jamás los colores ni los aromas, y abajo esperaba: desde abajo veía el balcón de Eleonora, y desde el balcón ella arrojaba las flores a la calle, cada día, y los automóviles las aplastaban.
Y así fue durante cincuenta días. Hasta que un día, un mediodía, las flores que Nelson envió no cayeron a la calle y no fueron pisoteadas por los automóviles.
Ese mediodía, él subió hasta el piso último, tocó el timbre y la puerta se abrió.

viernes, 16 de diciembre de 2016

José Ángel Valente. No amanece el cantor.

Lentas siguen las lunas a las lunas, como cede a la luz la luz, los días a los días, el párpado tenaz al mismo sueño. Vivir es fácil. Arduo sobrevivir a lo vivido.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Borges. El Aleph

Pensé: Me satisface la derrota, porque secretamente me sé culpable y sólo puede redimirme el castigo. Pensé: Me satisface la derrota, porque es un fin y yo estoy muy cansado. Pensé: Me satisface la derrota, porque ha ocurrido, porque está innumerablemente unida a todos los hechos que son, que fueron, que serán, porque censurar o deplorar un solo hecho real es blasfemar del universo.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Julio Cortázar

Se puede matar todo menos la nostalgia…La llevamos en el color de los ojos, en cada amor, en todo lo que profundamente atormenta y desata y engaña


domingo, 11 de diciembre de 2016

Noches blancas. Fedor Dostoiewski.

Bueno finalmente he terminado mi pequeño reto de lectura, 52 libros en un año, se que es ridículo e infantil, pero bueno que le voy a hacer si me gustan estas cosas.

He terminado el reto con Noche blancas de Fedor Dostoiewski, mi librero favorito, me dijo que el relee ese libro todas las navidades y pensé que podía ser un buen final para los famosos 52 libros, y no me ha decepcionado. Muy recomendable

viernes, 9 de diciembre de 2016

Ólafur Arnalds

Hoy que un día gris de esos que me ponen nostálgico, voy a compartir contigo un flechazo que hacia años no tenia, adoro a este músico: Ólafur Arnalds.

Desde Queen, y eso es mucho decir, no me habia sentido así.

Dejo el enlace a su disco Living Room Songs, es triste, aviso!

Me gusta mucho Tomorrow's Song

MUERTE EN EL OLVIDO. ÁNGEL GONZÁLEZ

Yo sé que existo 
porque tu me imaginas.
Soy alto porque tú me crees 
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.
Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie 
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
oscuro, torpe, malo 
el que la habita.



martes, 6 de diciembre de 2016

El embargo, José María Gabriel y Galán

Debo estar haciéndome viejo, últimamente tengo morriña de la tierra de mis padres, serán cosas de la edad...En fin os dejo un poema precioso:

Señol jues, pasi usté más alanti

y que entrin tos esos,

no le dé a usté ansia

no le dé a usté mieo…

Si venís antiayel a afligila 

sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s’ha muerto!

¡Embargal, embargal los avíos,

que aquí no hay dinero: 

lo he gastao en comías pa ella 

y en boticas que no le sirvieron; 

y eso que me quea, 

porque no me dio tiempo a vendello,

ya me está sobrando, 

ya me está gediendo!

Embargal esi sacho de pico, 

y esas jocis clavás en el techo, 

y esa segureja 

y ese cacho e liendro…

¡Jerramientas, que no quedi una! 

¿Ya pa qué las quiero? 

Si tuviá que ganalo pa ella, 

¡cualisquiá me quitaba a mí eso! 

Pero ya no quio vel esi sacho, 

ni esas jocis clavás en el techo,

ni esa segureja

ni ese cacho e liendro…

¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto

si alguno de ésos 

es osao de tocali a esa cama

ondi ella s’ha muerto: 

la camita ondi yo la he querío 

cuando dambos estábamos güenos; 

la camita ondi yo la he cuidiau, 

la camita ondi estuvo su cuerpo

cuatro mesis vivo 

y una nochi muerto!

¡Señol jues: que nenguno sea osao 

de tocali a esa cama ni un pelo,

porque aquí lo jinco

delanti usté mesmo!

Lleváisoslo todu, 

todu, menus eso, 

que esas mantas tienin 

suol de su cuerpo… 

¡y me güelin, me güelin a ella

ca ves que las güelo!…

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Mario Benedetti

“Ah si pudiera elegir mi paisaje
elegiría, robaría esta calle,
esta calle recién atardecida
en la que encarnizadamente revivo
y de la que sé con estricta nostalgia
el número y el nombre de sus setenta árboles.”

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ya elegiste tu rincon. Jesús Amaya

Estos días azules y este sol de la infancia.
 ANTONIO MACHADO

Aunque aislado en tu universo de náufrago
-ya elegiste tu rincón-
con una cumplida indiferencia vives lejos
del asedio quebradizo de las vanidades
-de la cresta de la ola sobre todo-
sin perder el brillo vivaz en tus ojos.

Te preguntas
si encontrarás a quien explicarle
el desgarro interior de tus insomnios,
si comprenderás que tu último amor
ya ha caducado, que prolongarlo es
pudrirlo.

Traedme quietud
-dices-,
aprenderás a defenderte
de tantas compañías sin silencio
que de antemano sabes que te destruyen.

Traedme silencio
-susurras-,
vivirás dignamente,
lejos de toda lucha estéril
por lo que ya no te pertenece,
aprenderás a estar triste sin humillarte,
ya no pasarás la vida rumiando tus reiterados errores.

Traedme luz
-suplicas-,
vivirás sólo por gusto,
no malgastando tiempo en otra espera.

Y aunque arrastras una pena de orfandad
-es tu pánico atroz-,
sabes que la muerte ya no es solución
para tu angustia.

lunes, 21 de noviembre de 2016

LO PEOR , LO MÁS TRISTE. karmelo C. Irribarren

No sé si soy

feliz,

si verdaderamente

lo he sido

alguna vez;

aunque creo que no.

Y a ti te ocurre

otro tanto,

me consta.

Pero no es esto

lo peor.

Lo peor del caso,

lo más triste,

es que ya

ni siquiera

nos importa.

viernes, 18 de noviembre de 2016

MOMENTOS QUE NO TIENEN PRECIO. Karmelo C. Iribarren


Llegar al fin

hasta la puerta

de tu casa,

entrar,

echar todas las cerraduras,

y, como quien saborea

el sabor de la venganza,

decirlo:

«ahí

os quedáis,

hijosdeputa».

sábado, 12 de noviembre de 2016

El maestro de esgrima. Arturo Pérez Reverte

Sigo con mi pequeño reto de lectura, hoy he terminado: El maestro de esgrima.

"Es hermoso no resignarse a olvidar."

jueves, 3 de noviembre de 2016

El pensamiento circular. Ivan Ferreiro. Nueva canción

Hay algo sobrenatural en tu manera de bailar.
Hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.

Hay algo retorcido desde esta alegre impunidad.
Hay noches, proclives a las averías,
que pienso en ti.

El pensamiento circular con la cabeza vacía.
Hay noches que todo es una porquería
y pienso en ti.

En el deseo, en la bendita oscuridad
hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.
Que pienso en ti.

En un anillo de fuego, con mi gloriosa inmunidad,
hay noches que escucho muchas tonterías
y pienso en ti.

Hay algo delicado, abandonarse a los demás.
Hay noches que como muchas chucherías
y pienso en ti.

Son las miradas, lanzadas a la cara,
que me hacen recordar lo que me estoy perdiendo.
Son las palabras, cargadas y agitadas,
que tienen el poder de transformar el tiempo,
desde esta cama.

Mi crecimiento personal en una cama vacía.
Hay tardes que todo parece mentira
y pienso en ti.

Con mis zapatos me sube por la barriga.
Hay veces que olvido todo lo que había
y pienso en ti.

Me balanceo, lo que me puede marear.
Mis brazos girando siempre a la deriva
pensando en ti.

Como el doctor Manhattan, ajeno a la realidad.
Hay días que ya no tienen melodías
y pienso en ti.
Y pienso en ti.

Son las miradas, lanzadas a la cara,
Que me hacen recordar lo que me estoy perdiendo.
Son las palabras, cargadas y agitadas,
y tienen el poder de levantar el viento,
desde esta cama.

En mi manera de bailar desde esta alegre impunidad.
Hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.

Hay algo sobrenatural, hay algo retorcido.
Hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.

En mi cama vacía, o en la avería,
hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.

Hay algo de vicioso en mi manera de bailar.
Hay veces, no muchas ni tampoco pocas,
que pienso en ti.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Soledades. Mario Benedetti.

Ellos tienen razón
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe
ah pero si existiera con minúscula
seria semejante a nuestra breve
presoledad

después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad

ya se que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo

sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan
y en esa sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo

los datos objetivos son como sigue

hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos

claro que la soledad no viene sola

si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se vera un largo y compacto imposible
un sencillo respeto por terceros o cuartos
ese percance de ser buenagente

después de la alegría
después de la plenitud
después del amor
viene la soledad

conforme
pero
que vendrá después
de la soledad

a veces no me siento
tan solo
si imagino
mejor dicho si se
que mas allá de mi soledad
y de la tuya
otra vez estas vos
aunque sea preguntándote a solas
que vendrá después
de la soledad.

lunes, 24 de octubre de 2016

La historia del amor. Nicole Krauss


Una amiga me recomendó y prestó este libro, y nunca podré terminar de agradecérselo. Gracias Carmen, me conoces bien!!!

Un tesoro que hay que leer, yo lo termine ayer mismo, y voy a comprármelo, para volverlo a leer, y doblarle las esquinas, subrayarlo y ponerle notas. No os arrepentiréis de leerlo.

Uno de los descubrimientos del año, de esos libros que regalarías al amor de tu vida, aunque ya no los quiera.

"Érase una vez un niño. Vivía en un pueblo que ya no existe, en una casa que ya no existe, al borde de un campo que ya no existe, en el que todo se descubría y todo era posible. Un palo podía ser una espada. Una piedra podía ser un brillante. Un árbol, un castillo. Érase una vez un niño que vivía en una casa que estaba al borde de un campo y, al otro lado del campo, vivía una niña que ya no existe. Los dos se inventaban mil juegos. Ella era la reina y él era el rey. A ella le brillaba el pelo al sol de otoño, como una corona. Recogían el mundo a pequeños puñados. Cuando el cielo oscurecía, se despedían, y tenían hojas enredadas en el pelo. Érase una vez un niño que amaba a una niña, y la risa de ella era como una pregunta que él quería pasar la vida contestando."

martes, 18 de octubre de 2016

POEMA QUE LA MUERTE ESPERA. Fabricio Estrada

Nada es para siempre,
aceptémoslo,
Lo eterno se inventa
para no vernos acabados.

Nada dura más tiempo que una vida,
sólo las aves creen que el planeta es infinito,
sin imaginar que su vuelo
es inferior al de los astros
y que estos, a la vez,
un día se opacan
y surcan vacíos el silencio
como el corazón de un hombre 
que ha dejado de amar.

Por ello, cuando sé
que el amor es el primero en morir,
no dejo de sentir una extraña alegría,
saco una silla al patio
y entre las flores,
dejo a los gatos atrapar
y matar mariposas
en su juego.


jueves, 13 de octubre de 2016

El Canto de Aengus, el Errante. William Butler Yeats.


Fuí al bosque de avellanos,
Porque sentía un fuego en mi cabeza,
Y corté y pelé una rama de avellano,
Y enganché una baya en el hilo;
Y mientras volaban las polillas blancas,
Y estrellas como polillas titilaban,
Solté la baya en el arroyo
Y atrapé una pequeña trucha dorada.

Cuando la hube dejado en el suelo
Fui a avivar las lenguas de fuego,
Pero algo susurró en el suelo,
Y alguien me llamó por mi nombre:
Se había convertido en una joven de sutil resplandor
Con flores de manzano en su cabello
Que me llamó por mi nombre y corrió
Y se desvaneció en el claro aire.

Aunque ya estoy viejo de vagar
Por tierras bajas y tierras montañosas,
Descubriré dónde se ha ido,
Y besaré sus labios y tomaré sus manos;
Y caminaré por la larga hierba de colores,
Y aferraré hasta el fin de los tiempos
Las plateadas manzanas de la luna,
Las doradas manzanas del sol.

martes, 11 de octubre de 2016

Subir es más viejo que bajar. Sergio Bizzio.


Hay que reconocer que subir es más viejo que bajar,
pienso mientras me hundo
en el recuerdo de algo feliz y tan menor
que podría dedicarle la vida a su veneno:
escribir, leer, abandonarse, bebiendo, y ocasionalmente
girar la cabeza sobre un hombro y preguntar “¿qué?”
con los ojos apenas entreabiertos.
La casa es linda, hay tiempo para todo.
El equipo suena bien.
Hacemos lo que nos gusta hacer.
Y de pronto no pasa nada.
Ninguna garra se apoya sobre mi hombro.
Por más que lo intento
no puedo decir que alguien me sacude,
ni que abro los ojos y la veo a ella,
la que me odia, la que me amó.

lunes, 10 de octubre de 2016

Viaje al fin de la noche. Louis-Ferdinand Céline

Perdemos la mayor parte de la juventud a fuerza de torpezas. Era evidente que me iba a abandonar mi amada, del todo y pronto. Yo no había aprendido aún que existen dos humanidades muy diferentes, la de los ricos y la de los pobres. Necesité, como tantos otros, veinte años y la guerra, para aprender a mantenerme dentro de mi categoría, a preguntar el precio de las cosas antes de tocarlas y, sobre todo, antes de encariñarme con ellas. [...]

miércoles, 5 de octubre de 2016

Pedro Salinas

“Hablamos, ¿desde cuándo?
¿Quién empezó? No sé.
Y sin embargo,
por decir casi todo
y cuando nos separen
y ya no nos oigamos,
te diré todavía:
«¡Qué pronto!
¡Tanto que hablar, y tanto
que nos quedaba aún!»”


lunes, 3 de octubre de 2016

Pablo X. Suárez. Pop Retórika.


Hay ideas románticas
sobre casi todo.

Si pegas el oído, por ejemplo, según dicen
a una caracola

se escucha el mar.

Yo he probado lo mismo con botellas de cocacola
o con los cilindros negros donde se guardaban
los carretes de las cámaras de fotos
y he escuchado lo mismo.
La mer, l'amour.

Se han escrito tantas cosas
sobre las olas que caben en un enamoramiento
que cada vez que pongo la oreja en algo cóncavo
vienen a mí los océanos todos
vienen las gambas y los tiburones
las sepias y los cangrejos, con las sirenas.

Y debería creer
lo reconozco, quizás solo por conservar
la salud mental o la esperanza, en alguna
de entre todas esas tontas convenciones.

Debería creer, realmente
en algo
en la mujer acaracolada
igual a las desembocaduras todas.

Yo qué sé, en Marx
revisado por la escuela freudiana
o en un partido en el que alienarme revolucionaria
o futbolísticamente.

Debería creer
lo sé.

Pero
de momento
solo cuento con la certeza
de que el mar se escucha en cualquier cosa hueca
y de que no necesito caracolas
para escuchar
el sonido
de las olas.

viernes, 16 de septiembre de 2016

EL DÍA. Jaime Sabines

Amaneció sin ella.

Apenas si se mueve.
Recuerda.

(Mis ojos, mas delgados, la sueñan.)

¡Qué fácil es la ausencia!

En las hojas del tiempo
esa gota del día
resbala, tiembla.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Libros 30 y 31 del reto

En estas dos semanas he leido More than this de Patrick Ness, muy freak y muy entretenida, hacia mucho que no leía en ingles y se me hizo fácil. Me gusta mucho ese escritor

También he leído Mi pelea, tu pelea de Maria Burns, la biografía de Ronda Rousey, y la verdad es que me ha gustado mucho mas de lo que esperaba.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Un monstruo viene a verme. Pratick Ness (L-27)

Muy recomendable. De esos libros que regalaría para ciertos túneles de tiempo que llevan a otros países.

Muy conmovedor, me ha tocado el corazón sin esperarlo.


"Las historias son criaturas salvajes -dijo el monstruo-. Cuando las sueltas ¿Quién sabe los desastres que puede causar?"

viernes, 8 de julio de 2016

La luna. Jaime Sabines

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.




miércoles, 6 de julio de 2016

Mario Benedetti. Primavera con una esquina rota


“Cómo me gustaría haber caminado alguna vez por las calles que ahora recorres, para que tuviéramos algo en común allí también.”

miércoles, 29 de junio de 2016

Libro de alienaciones.Clara Janés


Carta III

Nunca sabré de ti,
y eso lo supe
desde el primer encuentro.

Esta certeza tiene tanta fuerza
que es
como si tuviera noticias tuyas
a cada momento.

lunes, 27 de junio de 2016

Certidumbre de ausencia. Amalia Iglesias



Regreso al mismo café.
Las horas lentas que pasaron en vano
atraviesan conmigo la puerta giratoria.
Y al fondo, entre las mesas,
una sonrisa tuya me mira como entonces.


lunes, 20 de junio de 2016

Freddie Mercury. Lesley-Ann Jones (L-22)

Es la primera biografía que me leo y la verdad es que me ha gustado mas de lo que esperaba, si te gusta Queen te gustará este libro. 

Ya tengo encargado una novelita gráfica que llevo años queriendo leer sobre Queen. En breve la comentaré por aquí.


Para aquellos que aun no lo sabéis, Freddie Mercury es DIOS!!!

lunes, 13 de junio de 2016

No te amaba. Idea Vilariño

No te amaba
no te amo
bien sé que no
que no
que es la hora
es la luz
la tarde de verano.
Lo sé
pero te amo
ahora te amo
hoy
esta tarde te amo
como te amé otras tardes
desesperadamente
con ciego amor
con ira
con tristísima ciencia
más allá de deseos 
o ilusiones
o esperas
y esperando no obstante
esperándote
viendo
que venías
por fin
que llegabas
de paso

viernes, 10 de junio de 2016

Quiero creer que estoy volviendo. Mario Benedetti

Vuelvo / quiero creer que estoy volviendo

con mi peor y mi mejor historia

conozco este camino de memoria

pero igual me sorprendo



hay tanto siempre que no llega nunca

tanta osadía tanta paz dispersa

tanta luz que era sombra y viceversa

y tanta vida trunca



vuelvo y pido perdón por la tardanza

se debe a que hice muchos borradores

me quedan dos o tres viejos rencores

y sólo una confianza



reparto mi experiencia a domicilio

y cada abrazo es una recompensa

pero me queda / y no siento vergüenza /

nostalgia del exilio



en qué momento consiguió la gente

abrir de nuevo lo que no se olvida

la madriguera linda que es la vida

culpable o inocente



vuelvo y se distribuyen mi jornada

las manos que recobro y las que dejo

vuelvo a tener un rostro en el espejo

y encuentro mi mirada



propios y ajenos vienen en mi ayuda

preguntan las preguntas que uno sueña

cruzo silbando por el santo y seña

y el puente de la duda



me fui menos mortal de lo que vengo

ustedes estuvieron / yo no estuve

por eso en este cielo hay una nube

y es todo lo que tengo



tira y afloja entre lo que se añora

y el fuego propio y la ceniza ajena

y el entusiasmo pobre y la condena

que no nos sirve ahora



vuelvo de buen talante y buena gana

se fueron las arrugas de mi ceño

por fin puedo creer en lo que sueño

estoy en mi ventana



nosotros mantuvimos nuestras voces

ustedes van curando sus heridas

empiezo a comprender las bienvenidas

mejor que los adioses



vuelvo con la esperanza abrumadora

y los fantasmas que llevé conmigo

y el arrabal de todos y el amigo

que estaba y no está ahora



todos estamos rotos pero enteros

diezmados por perdones y resabios

un poco más gastados y más sabios

más viejos y sinceros



vuelvo sin duelo y ha llovido tanto

en mi ausencia en mis calles en mi mundo

que me pierdo en los nombres y confundo

la lluvia con el llanto



vuelvo / quiero creer que estoy volviendo

con mi peor y mi mejor historia

conozco este camino de memoria

pero igual me sorprendo.

miércoles, 8 de junio de 2016

Ramón Gómez de la Serna

Así como hay candados que parecen corazones, hay corazones que son candados y guardan un secreto de amor toda la vida.

jueves, 2 de junio de 2016

Galveston. Nic Pizzolatto (L-21)

Un poco decepcionante, para ser del guionista de true detective (nunca pase lo que pase veáis la segunda temporada) es bastante flojo.

domingo, 29 de mayo de 2016

Banshee

Empecé a ver esta serie, por la historia de amor de trasfondo, cuatro temporadas (las dos primeras se dejaban ver) y mucha violencia después, me deja un buen sabor de boca a pesar de los excesos y la ausencia de guion  ¿pero a quien le importa el guion cuando hay amor? Hay una frase de hood que me ha roto el corazón...

SPOILERT ALERT

Hood: 

You know, the whole ti...

all those years in my cell,

you were always there with me.

Carrie:

 I'm still there with you.

And I'll always be here.

Hood:

No one else... nobody ever really knew me.

Carrie:

I know...

Please don't forget about me.

Hood:

Never.

Carrie:

Never.



06

martes, 17 de mayo de 2016

lunes, 9 de mayo de 2016

Grip the dark. Bukowski



I sit here
 drunk now
 listening to the 
same symphonies
 that gave me
 the will to go on
 when I was 22.

 40 years later
 they and I are not quite so
 magical. 
you should have
 seen me then
 so
 lean 
no
 gut
 I was 
a gaunt string of a 
man: 
blazing, strong,
 insane. 
say one wrong word 
to me
 and I’d crack you right there.


 I didn’t want to be bothered 
with anything or anyone.

 I seemed to be
 always on my way to some
 cell 
after being booked for 
doing things
 on or off the
 avenue. 

I sit here drunk now.

 I am a series 
of small victories
 and large defeats 
and
 I am as 
amazed 
as any other 
that 
I have gotten
 from there to here 
without committing murder 
or being murdered;

 without
 having ended up in the
 madhouse.
 as I drink alone
 again tonight 
my soul despite all the past 
agony 
thanks all the gods
 who were not
 there 
for me
 then.

viernes, 6 de mayo de 2016

No quiero paz, no hay paz. Jaime Sabines

No quiero paz, no hay paz,
quiero mi soledad.
Quiero mi corazón desnudo
para tirarlo a la calle,
quiero quedarme sordomudo.
Que nadie me visite,
que yo no mire a nadie,
y que si hay alguien, como yo, con asco,
que se lo trague.
Quiero mi soledad,
no quiero paz, no hay paz.



jueves, 5 de mayo de 2016

Este sueño esta patrocinado. Pedro Pablo Picazo (L-17)

Un novelita pulp muy chula, y la gente de Pulture, son estupendos, persiguen un gran sueño, que espero alcancen

"Recuerda uno de tus sueños. Ahora imagina en él un gran espacio en blanco que rece «Ponga aquí su anuncio». Pues eso es lo que le pasa a Félix, solo que el espacio ha sido llenado por los anuncios de todas las grandes empresas del país, colmando los sueños de publicidad encubierta a la par que descarada. Por ese motivo, Félix no puede dormir.
Y eso le hace estar furioso, muy furioso."

viernes, 29 de abril de 2016

Stanislaw Jerzy Lec. Pensamientos despeinados


“Los poetas son como los niños: cuando están sentados en su escritorio, no tocan la tierra con los pies.”

La muerte de Artemio Cruz. Carlos Fuentes (L-16)


Es la primera vez que leo a Carlos Fuentes, no se como serán el resto de sus libros, pero este es un verdadera genialidad. Muy recomendable.
 

jueves, 14 de abril de 2016

La biblioteca. Juan Bonilla

Alguien al ver los libros preguntó
cuál de entre todos ellos
me llevaría a una isla desierta.
No supe responderle.
Pero ahora que estoy solo
y miro las paredes atestadas
de libros me doy cuenta de la única
respuesta que podía haberle dado:
hace tiempo que estoy en una isla desierta.


lunes, 11 de abril de 2016

Cartas a Clara. Juan Rulfo

“Quisiera estar abrazado un rato a tu cuerpecito y sentirme bueno. Y esconder la cara entre tus cabellos y llorar un poco allí para ver si así se me acaba la angustia.”

viernes, 8 de abril de 2016

El maestro y las magas. Alejandro Jodorowsky

❝ No quieres soltar la rabia ni los recuerdos dolorosos. Los acumulas en tus músculos en forma de contracciones que te dan la sensación de existir. Si los relajas, al desaparecer tu solicitud de ser amado, tus angustias de abandono o tus rencores, te sientes desaparecer. Crees, niño triste, que el sufrimiento es tu identidad. ❞

miércoles, 6 de abril de 2016

Mario Vargas Llosa


“Porque la nuestra será siempre, por fortuna, una historia inconclusa. Por eso tenemos que seguir soñando, seguir leyendo, escribiendo, la más eficaz manera que hayamos encontrado de aliviar nuestra condición perecedera y de convertir en posible lo imposible.”

miércoles, 30 de marzo de 2016

Elvira Sastre. Una flor ...



Yo era una tarde de invierno,
nostalgia y ceniza en la cama;
los restos de un incendio provocado;
las ruinas que quedan
cuando un castillo es asaltado sin piedad;
un poema cansado
en forma de papel arrugado
en la papelera de cualquier oficina gris.

Tú eras un paseo por el campo,
un día de marzo,
el olor a caricia
sobre la hierba recién cortada;
el abrazo de bienvenida
en la terminal vacía de un aeropuerto;
eras la hora del recreo,
la tarde del viernes,
las vueltas a casa después del trabajo;
también eras los sábados por la noche,
el gol por la escuadra en el último minuto,
el polvo de reconciliación
de todas esas discusiones
que en el fondo solo son excusas
para encontrar nuevas formas de quererse.


Esas eran nuestras credenciales

mucho antes de presentarnos.

Entonces,
un día de otoño,
sin cartas y sin manga cautelosa,
te acercaste a mí con esa ternura
que sólo tienen las personas que saben amar.
Me lamiste la tristeza
y nevaste sobre mi espalda tiroteada;
cosiste con la paciencia
de quien cree lo que espera
las costuras rotas de mi pelo,
llenaste mi almohada de buenas noches
-y mejores sueños-
al descansar tu cabeza sobre ella.
Empecé a acompasar mi respiración
a tus latidos,
y la música
la música empezó a tener sentido.

Un tiempo después,
una mañana de esas en las que el Polo Norte
se concentra en toda la ciudad,
te observé descansar agotada y en paz
sobre mi cama
mientras escuchaba llover a través de la ventana.
Y, de repente, perdí el frío.
Fue así, mirarte fue el deshielo.
Te contemplé
y vi cómo se reconstruía la primavera en mi vida.
Las cuatro paredes de mi habitación
se abarrotaron de esas margaritas que sólo saben decir que sí.
Te despertaste
y se me llenaron los ojos de pétalos.

Me miraste y te pregunté:
¿Qué has visto tú en mí?

Entonces,
con una media sonrisa, contestaste:
Una flor en medio de un campo en ruinas.

lunes, 28 de marzo de 2016

Oscar Wilde

“Cuando quiero a alguien muchísimo, no digo nunca su nombre a nadie. Es como renunciar a una parte de él. He aprendido a amar en secreto”

jueves, 17 de marzo de 2016

Charles Bukowski

Si nunca te vuelvo a ver

siempre te llevaré conmigo;

adentro,

afuera,

en mis dedos,

y en los bordes del cerebro

y en centros

de centros

de lo que soy y de lo que queda.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Alejandra Pizarnik


“Esta espera inenarrable, esta tensión de todo el ser, este viejo hábito de esperar a quien sé que no va a venir. De esto moriré, de espera oxidada, de polvo aguardador.”


lunes, 14 de marzo de 2016

Eduardo Galeano. El libro de los abrazos

“Me di vuelta y me alejé, caminando despacito. Y así anduve un tiempo, doliendo olvidos, buscando lugares y personas que no encontré, o no supe encontrar”

miércoles, 9 de marzo de 2016

Julio Cortázar. 62 modelo para armar

“-Sí, pero tú eres otra cosa, una especie de refugio o de cajita con vendas para primeros auxilios, si me permites el símil, y de pronto estás tan cerca, has andado en la ciudad al mismo tiempo que yo, y aunque parezca absurdo eso te distancia, te vuelve parte activa, estás del lado de la lastimadura, no del vendaje.”

lunes, 7 de marzo de 2016

Gustavo Adolfo Bécquer


“Cuando el tiempo pase y tu me olvides, silencioso vivirás en mí; porque en la penumbra de mis pensamientos, todos los recuerdos me hablarán de tí.”


viernes, 4 de marzo de 2016

De ratones y hombres. John steinbeck (10mo libro)




Borges

Por recomendación de Gloria en un comentario:

"Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua."

Las penas del joven Werther. Johann Wolfgang von Goethe.

“Anoche…, temo decirlo…, la tenía entre mis brazos, fuertemente estrechada contra mi corazón… Sus labios balbuceaban palabras de cariño, interrumpidas por un millón de besos, y mis ojos se embriagaban con la dicha que rebosaba de los suyos. ¿Soy culpable, Dios mío, por acordarme de tanta felicidad y porque deseo soñar otra vez lo mismo?”


miércoles, 2 de marzo de 2016

Jorge Luis Borges


“He buscado a lo largo de los años el sabor de esa noche; alguna vez creí recuperarla en la música, en el amor, en la incierta memoria, pero no ha vuelto”

lunes, 29 de febrero de 2016

Desobediencia civil. Thoreau (9no libro)

 

Jaime Sabines


Sitio de amor, lugar en que he vivido
de lejos, tú, ignorada,
amada que he callado, mirada que no he visto,
mentira que me dije y no he creído:
en esta hora en que los dos, sin ambos,
a llanto y odio y muerte nos quisimos,
estoy, no sé si estoy, ¡si yo estuviera!,
queriéndote, llorándome, perdido. 

(Esta es la última vez que yo te quiero.
En serio te lo digo.) 

Cosas que no conozco, que no he aprendido,
contigo, ahora, aquí, las he aprendido. 

En ti creció mi corazón.
En ti mi angustia se hizo.
Amada, lugar en que descanso,
silencio en que me aflijo. 

( Cuando miro tus ojos 
pienso en un hijo. ) 

Hay horas, horas, horas, en que estás tan ausente
que todo te lo digo. 

Tu corazón a flor de piel, tus manos,
tu sonrisa perdida alrededor de un grito,
ese tu corazón de nuevo, tan pobre, tan sencillo,
y ese tu andar buscándome por donde yo no he ido: 

todo eso que tú haces y no haces a veces
es como para estarse peleando contigo. 

Niña de los espantos, mi corazón caído,
ya ves, amada, niña, que cosas digo.